Maternidad subrogada y alquiler de vientres en Venezuela
Co-Padres.net: title: Donante de semen, coparentalidad y donación de esperma
Usuario:    Contraseña:   

Reproducción asistida, donación de semen y coparentalidad: la legislación en Venezuela

2. Alquiler de vientres, coparentalidad y derechos homoparentales en Venezuela

La maternidad subrogada no está prohibida en Venezuela, y la Sala Constitucional parece dirigirse a favor de su reconocimiento legal. De momento un contrato de alquiler de vientre no tiene validez jurídica. Implica que hay de ser muy prudente a la hora de recurrir a una madre de alquiler para procrear. Pero para muchas parejas gays, la maternidad subrogada es la única solución para ser padres dado que la adopción homoparental no está autorizada. Y aún así, sólo uno de los dos padres podría llegar a obtener la paternidad legal de la criatura. La coparentalidad homoparental tampoco es posible, pero sí se puede establecer entre personas de sexo opuesto. Para una coparentalidad entre más de 2 personas, un acuerdo amistoso puede ser firmado, pero no valdría delante de un juzgado.

Maternidad subrogada en Venezuela

Gestación subrogada altruista

Mientras se dicte una ley que regule la maternidad subrogada en Venezuela, la Sala Constitucional se ha pronunciado a favor de otorgar la paternidad y maternidad "a quienes hayan manifestado y realmente tenido la voluntad procreacional" (es decir los padres intencionales), y no "a quienes han prestado un servicio para que esa reproducción asistida tenga éxito" (es decir la madre subrogada).B.4) Referencia a la donación retribuida y a los casos de madres subrogadas | Derecho a la inseminación artificial en Venezuela, sentencia de la Sala Constitucional

Alquiler de vientre comercial

No existe una ley en Venezuela que prohiba el alquiler de vientre, pero tampoco la hay que protege este tipo de acuerdo.. No hay ley para alquilar vientres | El Universal

Madres subrogadas para parejas gays

Un hombre soltero podría recurrir a una madre subrogada para tener un hijo, puesto que no existe ninguna ley que lo prohíba. Sin embargo si tiene pareja del mismo sexo, este no será reconocido legalmente como segundo padre de la criatura.

Adopción homoparental y para solteros

Adocpión por solteros y parejas del mismo sexo

La adopción homoparental en Venezuela no está permitida y la posición del gobierno no indica una voluntad de legalizarla a corto plazo. Una persona soltera puede adoptar siempre y cuando esté considerada apta para adoptar por la Oficina de Adopciones.Procedimiento de Adopción en Venezuela | Adopción Venezuela

Adopciones gay: una realidad de vieja data en Venezuela | Notizulia

Adoptar al hijo del conyugue (parejas de mismo sexo)

En Venezuela no es posible para parejas del mismo adoptar al hijo(a) de su compañero(a).

La Coparentalidad en Venezuela

Coparentalidad entre 2 personas

Una coparentalidad legal entre dos personas de sexo opuesto es posible aunque no es una situación regida por una legislación específica, simplemente se aplicarían la leyes vigentes como si fuera una pareja separada. A contrario, la copaternidad o comaternidad homoparentales no pueden ejercerse legalmente en Venezuela ya que las familias homoparentales no son reconocidas a pesar de que constituyan una realidad social.

Coparentalidad entre más de 2 personas (pareja + soltero/a; pareja + pareja)

Una coparentalidad que implique más de dos personas no puede ser legalmente reconocida. La noción jurídica de co-padre o co-madre no existe. Se puede establecer un acuerdo de coparentalidad privado entre todos los co-padres, pero no tendría valor legal en un tribunal.


Ver también:
Leyes acerca de la inseminación artificial y donación de semen en Venezuela.


Alquiler de vientre, homoparentalidad y coparentalidad:legislación detallada en  España  México  Argentina  Colombia  Chile


Nota: Esta página es a carácter informativo y se basa en contenidos encontrados en internet. No tiene ningún valor jurídico. Para un asesoramiento legal y personalizado, por favor dirigirse a un organismo gubernamental, o consultar a un abogado juramentado.