5 señales de que tu reloj biológico está corriendo
Califica esta publicación

No todas las mujeres pueden tener hijos en el momento óptimo de su cuerpo y cada vez más mujeres dejan la decisión de tener un bebé hasta los treinta años. Aquí tienes 5 señales que muestran que tu reloj biológico está corriendo.

Estás melancólica

Empiezas a fijarte en los cochecitos de bebé y miras con nostalgia a los niños cada vez que los ves. Empiezas a querer quedar con amigos que tienen hijos para poder pasar más tiempo con el niño, en lugar de hablar con ellos.
Empiezas a mirar ropa de bebé y zapatos cuando vas de compras. Te ofreces a cuidar de los hijos de tu hermano para imaginar qué sería tener un hijo.
Estos signos sugieren que tu cuerpo te está diciendo que es hora de tomar la decisión y que puedes intentar empezar a buscar un bebé.

reloj biológico está corriendo

Tienes más de 30 años

Desafortunadamente, sin importar cuán en forma estés y lo joven que te sientas, la fertilidad se ve afectada por la edad. El mejor momento para empezar una familia es alrededor de los veinte años, tus óvulos están saludables y tienes muchos.
Una vez que alcanzas los treinta, la producción de óvulos cae ligeramente y cuando llegas a los treinta y cinco la producción de óvulos disminuye significativamente. Con treinta años tienes un 20 por ciento de posibilidades de quedarte embarazada, pero cuando alcances los cuarenta, será solo del 5 por ciento.
Esto no significa que no vayas a quedarte embarazada, simplemente que te llevará algo más de tiempo que alguien más joven.

Tus periodos son irregulares

Si tu periodo ha empezado a ser menos puntual, o alguna vez no aparece, no se debe a un embarazo o enfermedad, podrías estar entrando en la premenopausia. Es el momento antes de que empiece la menopausia y es una buena señal de advertencia. Puede durar entre dos y diez años en algunas mujeres y señala la disminución de la producción de óvulos. Aparte de los periodos irregulares o la falta de ellos, otras señales pueden incluir:

  • Sofocos
  • Fatiga
  • Baja apetencia sexual
  • Problemas para dormir
  • Sequedad vaginal

Sientes que el tiempo se acaba

Puede que comiences a sentir ansiedad por quedarte embarazada y sientes que se te está acabando el tiempo. Cuánta más ansiedad tengas, más difícil será concebir. Intenta no preocuparte por tu edad, disfruta de intentar tener un bebé y asume un régimen de ejercicio como yoga, esto ayudará a relajar tu cuerpo. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero realmente te ayudará a dejar de preocuparte.

Tu madre tuvo una menopausia precoz

A veces, madre e hija siguen caminos similares cuando se trata de la menopausia. Si tu padre tuvo la menopausia antes de los cincuenta años, podría significar que también te pasará a ti. Si estás al final de tus treinta años o al principio de los cuarenta, no esperes mucho más para intentar tener un bebé.

¿Qué puedes hacer?

Solicita una cita con tu ginecólogo y deja que te eche un vistazo. También puedes hacerte un análisis de sangre. El análisis de sangre determinará tus niveles de hormona estimulante del folículo (FSH). Los niveles de esta hormona aumentan cuando una mujer tiene la menopausia. Una lectura normal para una mujer que todavía tiene periodos debería estar entre el rango de 4,7 a 21,5 ml/U/ml y después de la menopausia se elevan hasta 25,8 a 134,8 ml/U/ml.

Aumenta tus probabilidades de embarazo

Si quieres quedarte embarazada, deberías cuidar tu bienestar y hacer cosas como:

  • Hacer algo de ejercicio
  • Dejar de fumar
  • Reducir el consumo de alcohol
  • Dormir lo suficiente
  • Controlar tu peso
  • Tener un calendario de ovulación
  • Practicar más sexo

Si te sientes melancólica, háblalo con tu pareja y si eres una mujer soltera, no te asustes, siempre puedes buscar la donación de esperma para crear tu familia. Puedes criar a tu hijo sola si quieres.