Si has decidido que es el momento de ir a por un bebé, ¿por qué no revisar tu dieta antes de empezar ? Cuanto mejor estés comiendo y más vitaminas y minerales adecuados tengas dentro de tí, mayor será la probabilidad de quedarte embarazada y tener un bebé sano.
Estos son los mejores alimentos a ingerir si planeas un embarazo ya que todos ellos contienen nutrientes que se dice que aumentan la fertilidad, como el ácido fólico y la vitamina B12:

Pescado

En el pescado abundan los ácidos grasos omega 3 que son vitales para el desarrollo del cerebro del bebé y el sistema nervioso. También se dice que ayudan a reducir el riesgo de que los niños desarrollen alergias, como la alergia al polen o asma. El pescado también contiene B12, que aumenta la fertilidad.
No obstante, las mujeres embarazadas deberían evitar pescado que contenga cantidades grandes de mercurio ya que éste puede afectar el desarrollo del bebé. La FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU) cuenta con una página en su sitio web dedicada a proporcionar asesoramiento sobre la ingesta de pescado durante el embarazo. Recomiendan comer entre 225g y 350g de pescado por semana. Puedes leer sus guías aquí.
El pescado puede ser hervido, frito o asado al horno y puede comerse con arroz o patatas, o hacer con él croquetas, pasteles de pescado o curry.

Legumbres

Los garbanzos y las lentejas contienen proteínas, hierro, calcio y zinc que ayudan a mantener tu salud, protegerla del daño ocasionado por radicales libres y ayudar al desarrollo del esqueleto y el cerebro de tu bebé.
Puedes hacer un curry con garbanzos o lentejas, comer pan de pita con hummus o hacer una sopa o estofado de lentejas.

Productos lácteos con toda la grasa incluida

Según la investigación llevada por la Escuela de Salud Pública de Harvard, los productos lácteos con toda la grasa incluida se supone que ayudan a la fertilidad de modo que ellos han inventado una dieta de fertilidad. No obstante, dicen que no deberías comer ni beber mucha grasa, solo incluirla en tu dieta con moderación es bueno. Una vez que te quedes embarazada puedes volver a lo desnatado si quieres ya que todos los productos lácteos contienen calcio, vitamina D y proteínas que los bebés necesitan para el desarrollo de sus huesos, dientes, nervios y corazón.
Trata de ingerir un vaso de leche entera al día y un yogurt o queso con toda la grasa incluida, o bien de usarlos como ingredientes en tu dieta diaria.

Huevos

Los huevos contienen vitaminas y minerales incluidos hierro, selenio, vitaminas A y B12, colina y proteínas. Todos ellos son importantes para el desarrollo de un bebé y un adulto sano. Son muy baratos, versátiles y deliciosos, solos para el desayuno o como ingredientes de una comida principal. Las mujeres embarazadas deberían evitar comer huevos poco hechos o crudos para evitar el riesgo de intoxicación alimentaria por salmonella. No obstante los huevos pasteurizados son seguros.

Verduras de hoja

Las verduras de hoja son nutritivas. Contienen hierro, fibra y calcio así como vitaminas A, K y C y ácido fólico que es esencial para el desarrollo sano de la columna vertebral y el cerebro de su bebé. Ayuda a eliminar defectos como la espina bífida y anencefalia. Las verduras como el brócoli, la lombarda, la col rizada, las espinacas y la lechuga se pueden utilizar en ensaladas, sopas, salteados y purés.

Aguacate

Los aguacates contienen vitaminas K, C, E, B5 y B6, potasio y ácido fólico. Estos nutrientes no solo ayudan a preservar tu salud al protegerte frente a la enfermedad cardiovascular, sino que además ayudan a proteger a tu bebé de manera similar a las verduras de hoja debido a su elevado contenido en ácido fólico.
Cómetelo en ensalada, hazte un delicioso guacamole o envuélvelo en fajitas. También es un alimento estupendo para dárselo a tu bebé, intenta que se lo coma en puré con plátano.

No te olvides de hidratarte

Beber agua te ayudará si estás intentando quedarte embarazada. Ayuda a mejorar la circulación sanguínea hacia tu útero y a adelgazar tu moco cervical, de modo que al esperma le resulta más fácil viajar.