Alimentos con vitaminas y minerales que mejoran tu recuento de espermatozoides
5 (100%) 1 vote

Si has decidido formar una familia, debes saber que no solo las mujeres deben pensar en su dieta. Los hombres también deben tomar medidas para asegurarse de que sus espermatozoides sean óptimos y así tener mejores posibilidades de tener un bebé saludable y vigoroso.

Estas son las vitaminas y minerales que mejoran la salud de los espermatozoides, así como los alimentos que los contienen. Incorpóralos a tu dieta antes de empezar a intentar formar una familia.

Omega 3

Se dice que Omega 3 protege los espermatozoides del daño de los radicales libres y mejora el recuento de espermatozoides, su motilidad y la calidad. También protege la membrana del espermatozoide y mejora el flujo sanguíneo. Los omega 3 no se producen en el organismo, por tanto será importante comer los alimentos adecuados para obtener suficientes ácidos grasos esenciales en nuestra dieta.

Los pescados grasos como el salmón o las sardinas, los arenques ahumados, la caballa y el atún contienen grandes cantidades de omega 3. Las nueces, la leche de soja y las verduras de hoja verde también son una buena fuente.

Zinc

Se dice que el zinc ayuda al recuento de espermatozoides y al desarrollo de los mismos. Se dice que mejora la motilidad de los espermatozoides (la capacidad de los espermatozoides para moverse). Los mejores espermatozoides son los que se mueven rápido y en línea recta. Sin embargo, algunos hombres tienen espermatozoides que se mueven en círculos y no avanzan rápidamente. Es posible que otros tipos de espermatozoides no avancen en absoluto pudiendo ser un motivo de infertilidad.

Uno de los mejores alimentos que puede comer para obtener zinc son las ostras. El cangrejo y la langosta también son buenas fuentes. Otros alimentos ricos en zinc son el cordero y la ternera, así como las espinacas.

Vitamina E

Al igual que los omega 3, la vitamina E mantiene la salud de los espermatozoides con una mejor motilidad, calidad y recuento de espermatozoides. Los suplementos de vitamina E se recetan a menudo a las parejas que se someten a tratamiento de FIV.

Los alimentos ricos en vitamina E incluyen el pescado, como la trucha y el salmón. Los aguacates, las verduras de hoja verde, la calabaza, el brócoli, el kiwi y las almendras también son buenas fuentes.

Vitamina C

La vitamina C impide que los espermatozoides se aglutinen, lo cual afectaría su movimiento. También protege las células espermáticas y mejora la calidad del esperma.

Los alimentos muy ricos en vitamina C incluyen las verduras de hoja verde, brócoli, pimientos, kiwi, naranjas y fresas. Los guisantes y los tomates también son buenas fuentes, así como la col, la coliflor y el boniato.

Vitaminas B5 y B6

Las vitaminas B5 y B6 ayudan a la producción de testosterona, que es importante para un recuento de espermatozoides saludable. También asegurará que tu libido sea normal, para que puedas desempeñarte de manera efectiva.

Los alimentos ricos en vitaminas B5 y B6 incluyen los aguacates, frijoles, cereales fortificados, hígado, atún y salmón.

Antioxidantes

Los estudios han demostrado que una dieta rica en antioxidantes ayuda al hombre a tener una buena concentración de esperma, con buena movilidad y calidad. Los antioxidantes ayudan a combatir los radicales libres que pueden afectar la fertilidad. Los alimentos que contienen antioxidantes incluyen las espinacas, los espárragos (para aportar ácido fólico), las naranjas, las fresas, los pomelos y los tomates (para el licopeno).

Cambios en el estilo de vida

Antes de comenzar a tratar de concebir, además de comer bien, también debes hacer otros cambios en tu estilo de vida que garanticen que tú y tu esperma gocen de una salud óptima.

Si eres fumador, intenta dejarlo. Fumar afecta la calidad de tu esperma. Los estudios también han demostrado que los bebés que se encuentran en una atmósfera llena de humo corren un mayor riesgo de sufrir síndrome de muerte súbita del lactante (muerte súbita infantil) y otros problemas respiratorios.

La obesidad es otro problema que puede reducir la calidad de tu esperma. Intenta alcanzar un peso saludable comiendo mejor y haciendo ejercicio. No solo mejorarás tu recuento de esperma, sino que también tendrás más energía.