Cómo decirle a tu familia y amigos que estás buscando un donante de esperma
5 (100%) 1 vote

Contarle a la gente que estás buscando un donante de esperma para poder tener un hijo, o no, es decisión tuya. Incluso más adelante, cuando nazca tu hijo, sigue siendo tu elección (y la de tu pareja) revelar o no la noticia.
Si has decidido anunciar la noticia a tus amigos y familiares, debe ser porque crees que pueden darte el apoyo que necesitas. Esto también puede deberse a que quieras que tu hijo crezca en un entorno donde no haya secretos, sino confianza.
Revelar la noticia puede resultar bastante desalentador y complicado, especialmente si sabes que tu familia generalmente no se siente cómoda discutiendo sobre este tipo de temas. Tal vez temas preguntas incómodas y comentarios negativos que podrían dañar tus sentimientos.
Sin embargo, aunque contarles que vas a tener un bebé gracias a una donación puede dar algo de miedo, a menudo vale la pena el esfuerzo por la ayuda que recibirás después. Además, mantener las cosas en secreto puede ser difícil de manejar y puede hacerte sentir aislada, ya sea que lo estés haciendo sola, con tu pareja o un copadre.

Qué esperar de tus padres y familia

Si eres una pareja LGBT, el hecho de que estés buscando un donante de esperma, un donante de óvulos o un sustituto, puede no sorprender tanto a tus amigos y familiares, ya que pueden haber previsto que lo harías.
Si eres una pareja con problemas de infertilidad, la noticia puede ser un poco más sorprendente, pero lo más probable es que tu familia apoye tu elección. En cuanto a las solteras, aunque mucha gente será positiva y comprensiva, a otros les será más difícil aceptar la idea de que una madre sola eduque a un niño sin padre. Si sientes que tu familia o amigos pueden reaccionar de esa manera, tal vez sea mejor hablar primero con aquellos que crees que pueden apoyarte. De esta manera tendrás a alguien de tu lado.
Cuando les cuentes a tus familiares sobre la opción del donante para convertirte en madre, es una buena idea explicarles tu elección, incluido el porqué de tu decisión y cómo funciona el proceso. Recibir información sobre tu decisión puede ayudarles a entender mejor tu situación. Puede utilizar las guías y blogs de CoParents.com para obtener toda la información necesaria que te ayudará a explicar a tus familiares cómo funciona la donación de óvulos o esperma, así como el proceso de inseminación artificial o FIV, dependiendo de cuánto estés dispuesto a compartir.
Es posible que te hagan preguntas íntimas que quizás no quieras responder. Depende de ti decidir lo cómodo que te sientes a la hora de responder. Sin embargo, prepárate para algunas preguntas incómodas, ya que incluso las personas más abiertas y con buenas intenciones pueden ser un poco torpes y carentes de tacto al hablar de estos asuntos. No necesariamente tienen la intención de lastimarte, pero puedes sentir que están invadiendo tu intimidad.

Prepárate con antelación

Primero de todo, prepárate con antelación. No te precipites. Lo mejor es no soltar la noticia por un impulso, pues posiblemente te arrepientas después. Con tu pareja, o tu sola si eres soltera, tómate el tiempo para decidir a quién le vas a contar y hasta qué punto. Si vas a ser una madre soltera y necesitas consejo, puedes hablar de esto con alguien cercano en quien confíes, como una hermana o tu mejor amiga.
Como la relación con cada miembro de la familia o grupo de amigos es diferente, lo que le dirás a cada uno de ellos dependerá de la confianza que les tengas, así como de su forma de ser. Puede haber cosas que prefieras guardar para ti y no compartirlas con nadie, y esto es lo mismo para tu pareja. Por eso es importante que hables con ellos, para que puedas establecer límites. Respeta los sentimientos de tu pareja y evita decir cosas con las que no se sienta cómodo.
Además, como tu familia y amigos probablemente no saben mucho sobre la donación de esperma, prepárate para responder a sus preguntas. Considera los posibles temas que quieran tratar, así como sus respuestas, de antemano. Además de eso, estar bien preparada es una buena manera de sentirte un poco más segura, ya que existe la posibilidad de que puedas sentirte un poco incómoda y expuesta durante la conversación.
Finalmente, dónde y cuándo reveles la noticia también es crucial. Elige un lugar donde todos se sientan a gusto, especialmente tú, ya sea durante una cena familiar en casa, en un restaurante que a todos les guste o en tu bar favorito. Respecto al cuándo, depende de ti elegir el momento adecuado: p. ej., cuando todo el mundo esté de buen humor y, por supuesto, disponibles para escuchar lo que vas a decir.