Cuando se trata de tener un bebé por medio de inseminación artificial, inseminación natural o fertilización in vitro, una de las primeras decisiones importantes que tendrás que tomar es si preferirías quedarte embarazada por medio de un donante conocido o desconocido. Como cada persona es diferente y no hay una sola respuesta, CoParents.com está aquí para ayudarte a tomar una decisión informándote sobre las ventajas y desventajas de cualquiera de las dos opciones.

donacion de donantes de esperma
 

Donante anónimo

Si eliges un donante anónimo, o un donante desconocido, ya sea del banco de esperma internacional Cryos u otro banco de esperma, no podrás solicitar ningún tipo de información personal sobre el donante además de su historial médico y genético.Sin embargo, si eliges un donante de Cryos, por ejemplo, también puedes optar por un donante público y no anónimo. En este caso, los niños concebidos por donantes pueden tener acceso a la identidad del donante una vez que cumplan los 18 años, siempre que puedan demostrar que nacieron como resultado de un tratamiento reproductivo con donación de esperma.

¿Por qué deberías recurrir a un donante anónimo?

Las razones por las cuales las parejas o las mujeres solteras eligen a un donante anónimo son:
• Los bancos de esperma prueban a fondo los espermatozoides de sus donantes para garantizar que las muestras sean viables y saludables. Verifican si el esperma es fértil, libre de enfermedades de transmisión sexual o anormalidades cromosómicas. El historial médico del donante, los antecedentes familiares, el tipo de sangre, la profesión, la educación o las aficiones son todos ejemplos de otros criterios considerados durante el proceso de reclutamiento.
• No quieren que el donante participe en la unidad familiar y, por lo tanto, en la vida de sus hijos.
• Los derechos de padres no biológicos están protegidos, ya que el donante permanece en el anonimato, al menos hasta que su hijo cumpla 18 años (dependiendo de si eligen un donante público o privado).
• Evitan cualquier problema legal con un donante de esperma anónimo.Por otro lado, es normal que cualquier ser humano desee saber sus orígenes. No saber de dónde vienen podría ser perturbador para tus hijos. Si eliges un donante anónimo y privado, tus hijos concebidos por donantes no podrán saber quién es su padre biológico. Tampoco podrán contactarlos por razones médicas.

Donante conocido

Muchas parejas (heterosexuales y homosexuales) y mujeres solteras, prefieren recurrir a un donante conocido para tener un hijo. Los donantes no anónimos se pueden encontrar en plataformas en línea como CoParents.com. Otros buscan un donante de esperma entre personas que conocen personalmente, como sus amigos, compañeros u otros familiares.

¿Por qué deberías recurrir a un donante conocido?

Las razones para optar por un donante conocido son:
• Sabes quién es el donante: conoces sus rasgos físicos, así como su personalidad. Si lo deseas (y el donante está de acuerdo), puedes obtener más información sobre su genética y sus antecedentes familiares organizando una reunión con su familia.
• Al seleccionar al donante, tienes la posibilidad de hacer todas las preguntas cuyas respuestas quieras saber y, por lo tanto, puedes elegir tu donante según tus propios criterios.
• Tu futuro hijo puede conocer sus orígenes, lo que puede ayudarlo a construir su propia identidad y quizá evitar posibles problemas psicológicos.
• Tu futuro hijo puede establecer una relación con el donante, si esto es lo que deseas y es algo que has acordado con el donante.
• Si la pareja son dos mujeres homosexuales, el donante puede ser una figura masculina que haga de «padre» para el niño (si esto es lo que quieres).

¿Cuáles son las desventajas de optar por un donante conocido?

Lo que parece positivo para algunos puede parecer desalentador para otros. Por ejemplo, para seleccionar al donante de esperma, tendrás que garantizar la calidad de su esperma, así como verificar que esté libre de trastornos genéticos o enfermedades infecciosas. Estas pruebas pueden costar dinero y tiempo. Además, mientras que los bancos de esperma realizan todas las comprobaciones a través de su proceso de reclutamiento, tendrás que hacer las preguntas tú misma para asegurarte de que el posible donante coincida con lo que buscas.

Además, si prefieres que el donante no se involucre en la vida de tu hijo, siempre existe el riesgo de que cambie de opinión a lo largo de los años y desee desempeñar un papel más importante en su crianza. Si, por el contrario, deseas que el donante participe, también puede ocurrir lo contrario. Con el tiempo, el donante podría comenzar una familia propia y, por lo tanto, estar menos dispuesto a mantener una relación con tu hijo.
Por último, si decides quedarte embarazada de un donante de esperma conocido, lo mejor es elaborar un contrato antes de someterse a la inseminación o FIV. Es importante aclarar la relación del donante con el futuro hijo estableciendo los roles, derechos y responsabilidades de cada parte (tú, tu pareja, si la hay, y el donante de esperma).

Tener un bebé con un donante de esperma, ya sea conocido o desconocido, requiere tiempo y muchas conversaciones con tu pareja (si tienes una). Esta decisión personal es completamente tuya, ya que lo que conviene a una persona no necesariamente le conviene a otra.