Cómo es ser madre por primera vez
Califica esta publicación

Cuando te quedas embarazada de tu primer hijo, convertirte en madre por primera vez puede parecer abrumador.
La mamá primeriza suele tener muchas preguntas sobre convertirse en madre; estas son solo algunas de ellas:

¿Cómo me sentiré vinculada a mi bebé?

Sentirás el vínculo al instante, en cuanto el bebé nazca. Si esto no sucede, no tienes que preocuparte, te vincularás con tu bebé a medida que pase el tiempo y hagas cosas con él, como alimentarlo, bañarlo y reconfortarlo; pronto sentirás de golpe el instinto de vínculo.

Cuando el bebé llore, ¿cómo sabré lo que quiere?

Será difícil al principio, pero después de un tiempo se llega a conocer los diferentes tonos de sonidos del bebé. Comprueba primero si tiene hambre o está incómodo en un pañal mojado o simplemente cansado. Con muchos mimos y acunándolo hacia adelante y hacia atrás podrás calmar a un bebé inquieto.

¿Dar el pecho es el mejor modo de alimentar a mi bebé?

La lactancia materna no está hecha para todas y si no puedes o no deseas darla, no debes sentirte culpable. Hay estudios que demuestran que no todas las ventajas que se dicen sobre la lactancia materna son siempre ciertas. Si disfrutas dando el pecho, sigue haciéndolo durante todo el tiempo en el que te sientas cómoda. Hay mujeres que disfrutan el tiempo que pasan con sus hijos mientras los alientan, pero puede decirse lo mismo con los bebés alimentados con biberón que se sienten seguros y satisfechos en tus brazos.
Dar el pecho, por su puesto, es menos complicado y no cuesta nada, lo que es una gran ventaja. Tienes un buen suministro de leche de barril. La alimentación con biberón implica preparar la fórmula, calentarla y luego limpiar y esterilizarlo todo.
Dicho esto, para la mamá trabajadora la extracción de leche puede resultar incómoda y agotadora, por lo que puede preferir el biberón. Otra ventaja del biberón es que tu pareja u otro familiar o amigo puede ayudarte, o implicarse más en la rutina del bebé, y el bebé recibe la atención de distintas personas.

¿Debo dar un chupete a mi bebé?

Hay estudios que demuestran que el uso del chupete reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Las mamás lactantes deberían esperar entre 3 y 4 semanas hasta que se fije la rutina de la alimentación. Se dice que es mejor un chupete que dejar que el bebé se chupe el pulgar. Aunque los dos pueden dañar la dentición del bebé, se cree que chuparse el pulgar es un hábito más difícil de cortar, mientras que el chupete lo puedes retirar entre los 6 y los 12 meses.

¿Es bueno tener mucho en brazos a mi bebé?

Tener en brazos al bebé es muy beneficios y a todos los bebés les gusta que los cojan. Es una estupenda forma de vínculo. Puedes llevar al bebé contigo durante el día en un portabebés, lo que lo mantendrá tranquilo y relajado. Si lees este artículo de Catherine Pearson en el Huffington Post, verás que hay muchos beneficios de tener al bebé pegado, para el bebé, para ti y para tu pareja.

¿Debo acunar a mi bebe para que se duerma?

Si bien es bueno para la mamá o para el papá, probablemente no sea tan buena idea para el bebé, porque puede acostumbrarse a que lo acunen y después no poder dormirse por su cuenta. Incluso cuando ya están dormidos y se despiertan, puede resultarles difícil volver a dormirse sin sentir el movimiento oscilante. La mejor manera de poner a dormir al bebé es esperar hasta que esté somnoliento y luego ponerlo en la cuna, mientras todavía está despierto. De esta manera aprenderá a dormirse por sí mismo y la vida te resultará más fácil.