Cómo organizar un baby shower
Califica esta publicación

El embarazo es un momento emocionante. Tienes la oportunidad de preparar la habitación del bebé y escoger sus cosas, como la cuna, el carrito y los juguetes del bebé.
Un baby shower es una de las mejores cosas que puedes hacer. Es una estupenda manera de celebrar la llegada del bebé con tus familiares y amigos. Te harán muchos regalos que aliviarán el gasto que supone comprar todos los elementos que necesitas para el bebé.
Puedes hacer el baby shower cuando estés en el séptimo u octavo mes de embarazo. Así probablemente ya sabrás el sexo de tu bebé, lo que será útil para los regalos que recibas y también es muy emocionante porque se acerca el momento en el que darás a luz. La tradición marca que sea la futura mamá, o su mejor amiga, quien organice el baby shower, o podéis hacerlo entre las dos.

Hazlo con tiempo

No dejes la organización para el último minuto: acabarás estresada y olvidarás cosas. Un buen plazo es entre 6 y 8 semanas. Así tendrás mucho tiempo para organizar las cosas y asegurarte de que tu baby shower vaya a pedir de boca.

La madre esperando con los presentes en la fiesta de bienvenida al bebé

Planifica

En primer lugar, haz un plan rápido. Piense en la comida que deseas servir. Los baby shower suelen ser informales, así que un buffet de cosas que comer con los dedos es lo mejor y puedes encargar una tarta especial o una selección de cupcakes y champán, café o té, si tú no eres la única participante embarazada. Haz una lista de las personas a las que quieres invitar y cómo quieres decorar la sala.

Envía las invitaciones

Asegúrate de tener las direcciones de tus invitados. Puedes enviar invitaciones por e-mail, pero enviar por correo una invitación en una tarjeta de baby shower parece mucho más bonito. Puedes hacer las tarjetas tú misma si las manualidades son tu fuerte y planificar con tiempo significa que tendrás tiempo para hacerlas.

Piensa en las bolsitas con regalos

Querrás hacer un regalo a tus invitados para que se lo lleven consigo. No tiene por qué ser caro e incluso puedes pensar en cosas que tú misma puedas hacer. Los regalos pueden ser plantas, semillas, cremas para la piel, dulces, jabón, marcapáginas o imanes para el frigorífico. Busca ideas en internet y echa un vistazo por las tiendas.

Cocina con antelación

Si vas a hacer cosas que comer con los dedos como hojaldre o quiche, puedes cocinarlas con antelación y congelarlas. Si vas a encargar pasteles, asegúrate de hacer el encargo en la pastelería con tiempo de sobra.

Haz una lista de regalos

Puede que tus invitados te pregunten si tienes una lista de cosas que realmente necesitas, así sabrán qué comprar. Haz una lista de cosas esenciales y baratas, o pequeños lujos que te gustaría comprar, pero que aún no lo has hecho. Puedes enviar por e-mail la lista a los invitados que te la pidan.

Juegos

Algunos baby shower son una oportunidad para reunirse y charlar, pero puedes preparar algunos juegos para mantener el espíritu de fiesta. Hay muchos juegos a los que podéis jugar que tienen temática de bebés. Algunos juegos fáciles pueden ser llenar un biberón con dulces y que los invitados intenten adivinar el número de dulces que hay en el biberón, ¡o también pueden tratar de adivinar el tamaño de tu barriga!

Decoración

Decora la sala donde celebrarás el baby shower con lazos coloridos, globos y otros accesorios. Puedes hacerlos por ti misma y comprar lo que necesites en una tienda de manualidades o en internet. Con solo buscar en Google “decoración para baby shower” ya encontrarás algunas ideas estupendas.

Disfruta del día

Cuando llegue el día del baby shower, intenta no estresarte. No es necesario que todo vaya según lo previsto. Relájate, disfruta de la compañía de tus familiares y amigos y diviértete.