Cómo tienes que prepararte para la llegada de tu bebé si eres un hombre
Califica esta publicación

Normalmente, las mujeres tienen el apoyo de su padre para darles consejos mientras están embarazadas, pero para los hombres, a veces, es difícil hablar de estos temas y no saben cómo apoyar a sus parejas. Aquí hay algunas cosas en las que pensar, que podrían ayudar:

Ir a clases de parto.

Apoyar a tu pareja e ir con ella a las clases de parto. Por lo generar se ofrecen en el hospital local. Se te enseñará sobre las señales del parto, el tiempo de las contracciones, las posiciones de parto y el control del dolor. Estas clases te darán la oportunidad de practicar técnicas de relajación y sabrás qué esperar cuando llegue el momento.

Leer un libro o revistas sobre embarazo y parto.

Aprender sobre las etapas del embarazo y sobre lo que está sucediendo. Es algo en lo que tú y tu pareja podéis participar de forma conjunta. Sabrás cuándo tu pareja tiene que hacerse las ecografías y cómo se está desarrollando el bebé. La mayoría de las revistas tienen una sección de ideas de nombres para bebés y también podéis buscar sugerencias para el cuarto del bebé.

el futuro padre de leer en un ordenador

Matricularse en clases para padres.

Si eres un padre primerizo nervioso, puedes matricularte en clases para padres con tu pareja. Puede que haya clases en el hospital donde vayas a dar a luz. Si no, echa un vistazo por Internet para ver dónde imparten clases cerca de tu hogar. Te proporcionarán mucha ayuda, consejos y te enseñarán cosas sobre temas como:

  • Lactancia
  • Cambiar pañales
  • Dar de comer
  • Bañar

Preparar el cuarto del bebé

No lo dejes para el último minuto, porque el bebé puede adelantarse. Busca equipo entre amigos y familiares. Puede que tengas suerte y que consigas las cosas más importantes como regalos o de segunda mano. Visita las tiendas y lee los foros de Internet para obtener comentarios y opiniones.

Lee el plan de parto de tu pareja

Si tu pareja ha hecho un plan de parto y quiere que su parto sea de una determinada manera, asegúrate de que has leído el plan y sabes exactamente lo que quiere. Obviamente, en caso de complicaciones, puede que no sea posible llevar a cabo el plan. Por ejemplo, tal vez quieras un parto natural, pero acabes con una cesárea.

Aprender a poner la sillita en el coche.

Compra una sillita para el coche antes del parto y asegúrate de que sabes cómo poner al bebé de forma segura. No es una buena idea comprar una sillita de segunda mano porque puede estar dañada por el uso. Pregunta a tus amigos qué sillitas utilizan y habla con el personal de ventas de tu centro local de ventas o en la tienda.

Preparar tu bolsa para el hospital.

Aunque todo el mundo recomienda una bolsa para tu pareja embarazada, tú también deberías preparar una para ti mismo. No olvides las cosas como el cargador del teléfono o la tarjeta del teléfono en caso de que los teléfonos móviles no estén permitidos. Algo para picar. Si tienes una cámara o una videocámara, asegúrate de que está cargada o que tienes suficientes baterías. Trae un cepillo y pasta de dientes, para que puedas refrescarte y tal vez un cambio de muda. Llevar pastillas para el dolor de cabeza también es una buena idea si estás estresado puede que acabes con dolor de cabeza. Si llevas gafas, coge unas de repuesto, sería una pena que se te rompieran y no pudieras ver lo que está pasando.

Ayudar una vez estéis en casa.

Intentar coger al bebé todo lo que puedas las primeras semanas. Tu pareja estará cansada y necesitará dormir un poco más, especialmente si se levanta más de una vez por la noche. Cambiar los pañales y bañar al bebé. Además de ayudar a tu pareja con estas cosas, ayudará a crear un vínculo con tu bebé.

A pesar de que ser un nuevo padre puede ser abrumador, si eres organizado, te puedes relajar y disfrutar de la experiencia.