Si estás intentando quedarte embarazada, independientemente de si acabas de empezar o tienes problemas para ello, es posible que debas realizar algunos cambios en tu dieta. De hecho, según un estudio reciente, adoptar una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a las mujeres a aumentar sus probabilidades de quedar embarazadas.

Por tanto, antes de tomar medicamentos o probar un tratamiento de fertilidad, deberías quizás reducir tu consumo de carbohidratos refinados. Y si ya estás en tratamiento de fertilidad, como la FIV o la inseminación artificial, ¡también puedes mejorar tus probabilidades!

dieta baja en carbohidratos

¿Por qué deberías optar por una dieta baja en carbohidratos?

Los expertos en fertilidad han descubierto que limitar el consumo de carbohidratos ¡puede aumentar la probabilidad de embarazo hasta cinco veces!

Por el contrario, comer demasiados carbohidratos refinados (como galletas, pasteles, bizcochos, helados, la mayoría de las pastas, pizza, pan blanco, salsa de tomate, cereales para el desayuno, etc.) puede afectar seriamente la fertilidad y reducir las posibilidades de concepción.

A las mujeres que acuden a la consulta por problemas de fertilidad (es decir, por endometriosis, síndrome del ovario poliquístico u otros) se les recomienda claramente reducir su consumo de carbohidratos y adoptar una dieta más equilibrada. Los expertos han descubieto que los cambios en la dieta pueden ayudar a las personas a mejorar su fertilidad, ya sea que intenten concebir de forma natural o mediante un tratamiento de fertilidad.

Los médicos especialistas en fertilidad recomiendan a aquellas mujeres que intentan quedarse embarazadas, comer mucha fruta, verduras y proteínas para aumentar la calidad del óvulo y las posibilidades de embarazo. En cuanto a los carbohidratos, preferiblemente deben ser complejos (pasta de trigo integral, por ejemplo) y deben limitarse a una porción por día.

Además, un estudio estadounidense siguió la dieta de 120 mujeres sometidas a FIV. Para destacar el impacto de los carbohidratos y las proteínas en la fertilidad, se dividieron en dos grupos. El primer grupo recibió una dieta baja en carbohidratos y el otro una dieta rica en carbohidratos. El resultado fue increíble: el 58 % de las mujeres del primer grupo quedó embarazada, mientras que entre las mujeres del segundo grupo solo lo logró el 11 %.

¿Por qué los carbohidratos son «malos» para la fertilidad?

Podemos separar los carbohidratos en dos categorías. Resumiendo, los carbohidratos refinados, también conocidos como carbohidratos simples, son los carbohidratos «malos». Los buenos carbohidratos son aquellos que están llenos de fibra que son absorbidas lentamente en nuestro sistema, evitando así niveles máximos de azúcar en sangre. Los «buenos» carbohidratos los constituyen las frutas y verduras, los frijoles y los cereales integrales.

Por el contrario, los carbohidratos refinados se digieren rápidamente y se absorben en nuestro torrente sanguíneo, lo que provoca niveles máximos de azúcar en sangre y de insulina después de comer. Son pobres en minerales, vitaminas y fibra, que son esenciales en nuestra dieta. Además, esos «tipos malos» pueden aumentar los riesgos de contraer ciertas afecciones, como enfermedad cardíaca, obesidad y diabetes tipo 2.

En cuanto a su impacto en la fertilidad, los carbohidratos refinados pueden dañar la calidad del óvulo y, por lo tanto, dificultar el quedarse embarazada.

Los hombres que estén tratando de concebir o quieran convertirse en donantes de esperma , también deberían considerar su dieta. Al igual que en las mujeres, los niveles altos de carbohidratos pueden afectar la fertilidad masculina, más particularmente el ADN de los espermatozoides, la motilidad de los mismos, su forma, la morfología, el recuento de espermatozoides y el volumen.

No es de extrañar que casi todos los médicos en el mundo les digan a sus pacientes que reduzcan su consumo de carbohidratos refinados…
Aunque cambiar la dieta puede no ser la única solución para ayudarte a concebir, no hay razones para no seguir una dieta baja en carbohidratos. ¡Esperamos que pronto obtengas una prueba de embarazo positiva!