Tristeza postparto: qué hacer en caso de que suceda
5 (100%) 1 vote

Acabas de dar a luz a tu precioso bebé y, en lugar de estar emocionada como esperabas, estás llorando, además de irritable y triste. Añádele cansancio, ansiedad, enfado y cambios de humor, y ya lo tienes: tristeza postparto.

El caso es que, lamentablemente, la mayoría de las madres se guardan esos sentimientos para ellas mismas. Por lo tanto, puedes tener la sensación de que ninguna de tus amigas que hayan tenido bebés haya experimentado lo que te está ocurriendo, lo que a su vez refuerza tus sentimientos de culpa y aislamiento. Sin embargo, no estás sola. Esta forma de depresión postparto es muy común y afecta a la mayoría de las madres, especialmente a las que son madres por primera vez.

Pero no te preocupes, aquí hay algunos consejos para ayudarte a superar la tristeza postparto.

¿Por qué las mujeres tienen tristeza postparto?

Aunque todavía no sabemos exactamente qué causa la tristeza postparto, hay varias explicaciones. En primer lugar, el cambio hormonal que ocurre durante el embarazo y, nuevamente, después del nacimiento, puede provocar cambios de humor y depresión. De hecho, los estrógenos y la progesterona caen drásticamente después del parto.

Además, la fatiga después del trabajo durante y en el momento del parto, la alteración del sueño, la nueva rutina, las necesidades del bebé, las dificultades para la lactancia materna y la sensación de que tu vida nunca volverá a ser la misma, pueden afectar tu estado de ánimo.

Añade a esto sentimientos de culpa o presión por tener que vincularte inmediatamente con tu bebé, y quizás temer que la relación con tu pareja no sea la misma después del parto. Quizás tampoco te sientas bien tal como te ves.

Sin embargo, afortunadamente, estos sentimientos negativos deberían reducirse en intensidad y finalmente desaparecer, dentro de las dos semanas posteriores al parto. En este momento te habrás ido adaptando gradualmente a tu nueva rutina y finalmente habrás descansado algo más.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión postparto?

La depresión postparto es más común de lo que creemos, ya que afecta del 70 al 80 % de las mujeres, después del nacimiento de los hijos. En general, los síntomas ocurren a los 4 o 5 días después del parto, pero algunas mujeres empiezan a notar cambios de humor un poco antes.

Cuando ocurre, las madres primerizas pueden experimentar de forma repentina, llanto, enfado, frustración, inquietud, tristeza, sentimientos de soledad, cambios de humor, ansiedad, dificultades para dormir así como fatiga general.

Dependiendo de la persona, algunas experimentarán estos síntomas durante unos minutos cada día, mientras que otras los sufrirán durante varias horas.

¿Cómo hacer frente a la depresión postparto?

La mejor forma de enfrentar la depresión postparto es hablar con alguien sobre tus sentimientos negativos, ya sea tu pareja, tu compañero o tu hermana. Muchas mujeres guardan sus sentimientos para sí mismas, lo cual todavía aumenta más la sensación de aislamiento. La familia, amigos o tu asistente contratada para el parto pueden cuidarte y ayudar a recuperarte. Di que sí, si alguien se ofrece para echarte una mano, ya sea en la cocina, con la plancha o la limpieza de la casa. Esto es importante, así no pasarás por este momento tan difícil sola.

Prestar atención a tu dieta también podría ayudarte a enfrentarla. Lo que comes puede afectar a tu estado de ánimo. Con esto en mente, trata de mantener una dieta sana y equilibrada. No te preocupes, también puedes cuidarte tú misma, y sí, un poco de chocolate (o pastel) está bien, ¡siempre y cuando no sea demasiado frecuente!

Otra forma de sentirte mejor es olvidarte por un rato de los pañales y salir. Estar lejos de casa durante un rato te sentará bien. Ves a caminar con el bebé o visita a tus amigos, depende de ti, pero intenta salir al menos una vez al día. Tomar un poco de aire fresco y disfrutar de un nuevo ambiente durante un rato puede mejorar considerablemente tu estado de ánimo.

Date algún gusto, también. ¡Después de todo, has dado a luz a un ser humano! Elige cualquier cosa que pueda hacerte sentir bien, si se trata de una buena cena con velas con tu pareja y demás (en un restaurante o a domicilio), un monedero nuevo (comprado en Internet o en un centro comercial), un masaje (de tu pareja o un profesional), o incluso simplemente una larga ducha de agua caliente.

Finalmente, no te presiones demasiado. Recuerda que está bien si las cosas no son perfectas. No existe la paternidad perfecta, ni el bebé perfecto. Necesitas un poco de tiempo para recuperarte del parto, así como un tiempo para aprender tu nuevo rol como madre y adaptarte a tus nuevas tareas, por ejemplo, la lactancia materna.

¿Te has sentido deprimida durante más de dos semanas? Puede ser más grave que la depresión postparto: ¡habla con tu médico!