Ventajas e inconvenientes del uso de un donante de esperma conocido
Califica esta publicación

Si quieres tener un hijo y tu pareja tiene un recuento bajo de espermatozoides, eres soltera o con pareja lésbica, vas a necesitar un donante de esperma.

Se pueden encontrar donantes de esperma online o a través de conocidos. También puedes utilizar esperma que se haya donado a clínicas procedente de un donante que te resulta desconocido.

Si decides utilizar un donante conocido, deberás pensar en las ventajas e inconvenientes antes de tomar la decisión.

Ventajas

Bien, lo primero de todo sabes quién son. Pueden ser conocidos de mucho tiempo o incluso un familiar. Pueden ser alguien con quien trabajas, miembros de un club que visitas, viejos amigos o parientes. Pueden haberse ofrecido como donantes sabiendo que tienes dificultades para concebir, o puede ser que tú se lo hayas pedido y ellos estén de acuerdo.

Probablemente sabes algo de esa persona, aparte de cosas evidentes como su color de pelo y ojos, también sabrás si son atléticos o no, si ocupan un buen puesto de trabajo, son de temperamento tranquilo y con mucho sentido del humor.

 

Sabrás si gozan de buena salud, si son fumadores o bebedores o no y qué estilo de vida llevan. Resultará más fácil hacer preguntas sobre su historial médico y relaciones previas. Además, el procedimiento mismo parecerá menos intimidatorio si se lleva a cabo utilizando un donante que conoces y en quien confías.

El uso de un donante conocido también es bueno si están de acuerdo en formar parte de la vida de tu hij@, si eso es lo que quieres. Esto significa que el niñ@ sabrá quién es su padre biológico y tendrá una figura paterna a quien adherirse.

Ahorrarás el dinero que habría costado la clínica y si quieres intentar formar familia podrás empezar inmediatamente. En la clínica tendrías que seguir un procedimiento de rellenar formularios además de una entrevista con tu propio médico y otra en la clínica antes de poder empezar. Un donante conocido probablemente donará el esperma gratis.

Inconvenientes

Puede que las respuestas a tus preguntas sobre el estilo de vida de un donante conocido no sean sinceras. Puede que no quieran que sepas que tienen un montón de parejas sexuales y esto significa que se están arriesgando a contraer enfermedades de transmisión sexual que no saben que tienen como clamidia, gonorrea y hepatitis B, que a veces no muestran sus síntomas hasta transcurridas varias semanas o meses.

Si quieres analizar el esperma de un donante conocido, esto va a costar dinero y llevar tiempo (el semen se congela y se mantiene en cuarentena durante seis meses). En cambio el semen congelado de un banco de semen ya ha pasado todos los análisis necesarios y está listo para usar inmediatamente.

Puedes decidir que no quieres que el donante conocido tenga nada que ver con tu hij@. Si el donante conocido está de acuerdo bien, pero si la cosa cambia con el tiempo puedes encontrarte en una situación incómoda si el donante insiste en implicarse. Asegúrate de que conoces la legislación vigente en tu Estado en lo referente a donantes conocidos y redacta un contrato legal en el que tus deseos consten por escrito, esto puede no ayudar si el donante decide acudir a los tribunales, pero puede aportarse como prueba de que, según el acuerdo original, el donante no puede ejercer ningún derecho sobre el niñ@.

Solo tú puedes decidir si emplear un donante conocido o una clínica. Considera los pros y los contras, y piensa en tus propias circunstancias antes de tomar una decisión.